Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Cuenta atras; ¿Presión o motivación?

Leyendo el blog de una amiga sobre los contadores de dias que quedan para un objetivo, miro atras y reflexiono sobre 2 Ironman en los que yo use algo así; Lanzarote 2002 y Hawaii 2008, a los que iba con muchas aspiraciones, pensando cada día en un objetivo para el que aun faltaban muchas semanas.  Para Lanzarote incluso iba buscando en google a los triatletas de mi grupo de edad (entonces 25-29), y en Hawaii en la furgoneta que nos llevo de White Sands Village a la linea de salida iba nerviosisimo e incluso con escalofrios.

En cambio, cuando he afrontado una competicion con calma, sin presión excesiva, con el grado de motivación necesario y la confianza que dan 30 semanas de trabajo bien hecho, las cosas han fluido sin miedos, sin bloqueos, y con fe en la constancia, sabiendo que el mero hecho de poder disfrutar del privilegio de enfrentarte a tus propias barreras ya era una victoria. El resultado es competir.

6 de respuestas

  1. Morath

    Yo diría presión “Y” motivación.
    Cierto que muchas veces puede salir una prueba mejor de lo que pensábamos y, aunque es cierto que puede ser porque hemos salido con la mentalidad de “no tengo nada que perder y mucho que ganar”, a lo mejor hemos arriesgado más de la cuenta y nos ha salido bien, … , creo que pesa más el haber llenado bien la hucha anteriormente.
    En cuanto a la presión, pues depende de cada uno y de qué tal lleve ese puntito de “estrés” que da.
    No es bueno ir sin nada de presión (ya sea porque pasamos olímpicamente, ya porque nos las damos de listos o creemos que vamos sobrados).

    En cualquier caso, creo que no es bueno irse al extremo (ni por exceso ni por defecto de presión) porque, aun en el caso de que nos venga bien, a la larga, no sé si es igual de bueno.

    En resumen: presión, sí (en su justa medida); motivación, ídem (una parte de ésta viene de la propia presión que nos autoimponemos).

  2. julio

    Yo la verdad que no soy muy “impresionable” si que un poco “inpresentable” pero te aseguro que hasta que no me veo en la linea de salida esperango el bocinazo la teoria de que si se te cae la tostada al suelo… me tiene de los nervios… eso de ser un paquetillo tiene la ventaja de que no te “presionas”, tu como eres gueno pues a aguantarte con esa “presion”…

  3. Laura

    Los nervios en exceso nos pueden jugar malas pasada; como leiste en unas líneas de Alvaro, a causa de ellos, tuve que retirme de mi primera Maraton. En el entrenamiento que llevé, pase por alto dedicar tiempo a una parte muy importante del cuerpo, el coco, el cual no contemplaba esa posibilidad tan gris.
    Cuando me enfrento a una prueba, la tomo como cualquier otro aspecto de la vida al que uno debe enfrentarse; comparto todos tus ingredientes y le añado sin duda, el que para mi, es el más importante: PASION.

  4. La presion que muchas se veces nos hechamos a la espalda muchas veces es bastante “ridicula”, algunos hasta evitan decir que su mayor objetivo es Hawaii(por poner un ejemplo) por no añadirse presion y que luego puedan pensar que han fracasado, para mi las cuentas como dices de tu grupo, clasificaciones anteriores, los escalofrios,… son una de las mejores cosas de la competicion. Cuando dan la salida se acabaron las cuentas. Por cierto en 2011 mi objetivo es Hawaii! jajaja

  5. En general entreno poco y casi siempre me presento en las líneas de salida a ver qué tal va la cosa. Para moverme el segmento medio me basta. Siempre me digo que algún día debería prepararme como Dios manda para ver dónde puedo llegar. Reflexionando, a veces pienso que es una forma de quitarme presión, tal vez si enfocara un objetivo, una fecha concreta después de meses de preparación, me podría la presión, el miedo a hacerlo mal y echar por la borda todo el trabajo. Puede que me engañe a mí mismo, que realmente sea un cobarde. Alguna vez pienso que bastantes problemas tiene uno en la vida para meterse en otro berenjenal pero
    el reto está ahí, no el de competir, sino el de entrenar como debe ser, ya en sí
    toda una victoria. Quizá en 2010. Saludos.

  6. Mar

    Pues yo diría como Morath, presión y motivación. Más de la segunda que de la primera. Pero aún así, seguro que todos tenemos resultados de pruebas que rompen los esquemas. Y es que hay ciertos factores que son incontrolables (condiciones metereológicas, un mal día o un buen día, una mala noticia, una buena noticia…)que giran la balanza en uno u otro sentido.

Home Sin categoría Cuenta atras; ¿Presión o motivación?
credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca