Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Días malos preparando Ironman; bienvenidos!!!

La preparación de un Ironman no se basa en gestas heroicas aisladas con grandes volúmenes de entrenamiento o ritmos espeluznantes de entrenamientos descontextualizados, sino en un proceso de constancia y perseverancia basado en ritmos medios, cargas altas pero no lesivas, gran capacidad de recuperación basada en el sueño, la alimentación y una vida feliz y cada temporada llevar el umbral de la carga tanto cualitativa como cuantitativa un poco más allá.

En ocasiones cruzar el umbral supone una sobrecarga que puede ser leve o grave y solo la experiencia del triatleta de LD y su entrenador hace que ese episodio de sobrecarga pueda corregirse con los medios disponibles.

Las últimas 10 semanas de un triatleta de LD con un trabajo y responsabilidades familiares varían entre 12 y 20 horas de carga mantenida, con varios toques semanales de intensidad y una carga importante en gasto calórico debido al alto volumen de ciclismo y las series largas a ritmo IM del que la clave para recuperarse es la asimilación (otra vez alimentación sana con alto contenido en hidratos de carbono y buena calidad de sueño).

No siempre las escenas se desarrollan conforme al guión y en estas 10 semanas es normal tener días malos donde un entrenamiento debe modificarse o incluso anularse por la fatiga acumulada. Normalmente esos días malos vienen después de encadenar 2 o 3 días de muy buenas sesiones donde el triatleta experimentado ha aprendido a exprimirse.

Es entonces cuando surgen las dudas mentales de los triatletas novatos, que tienden a valorar su estado de forma por el día malo y no por los tres días buenos que tuvieron 72-48-24 horas antes, siendo así de frágil selectiva y autoexigente la memoria del deportista de fondo. Es un proceso lógico y que conlleva un tiempo de recuperación que suele ser de 2-3 días en los que las dudas afloran. En ese momento no hay que tratar de recuperar ese entrenamiento que salió mal. No pasa nada por perder ese día de 26 kms a pie que iba a ser el más largo del año o el rodaje de confianza de 180 kilómetros si todas las semanas anteriores hemos cumplido con nuestro plan de 110-130-160 kms de salida semanal larga. El entrenamiento “clave” no existe y aquella sesión se perdió. Es labor del deportista y del entrenador potenciar la recuperación tanto orgánica como  psicológica y entrar en la siguiente semana de nuevo con confianza ante los ultimo toques de calidad.

 

Foto: Sonia Bejarano

 

Una respuesta

  1. Domingo

    Buen articulo, ahora que ando preparando el Half de marina d’or, estos días han surgido en los entrenamientos, y es verdad que te comes la cabeza con pensamientos como: si no entreno hoy voy a fallar, no voy a llegar. Pero no te das cuenta del trabajo de estos meses atrás y como estabas y como estas ahora.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Home Sin categoría Días malos preparando Ironman; bienvenidos!!!
credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca