Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Dorsal 13

Foto: Ruben Mateos

Foto: Ruben Mateos

Cuando uno va adquiriendo experiencia en el mundo del deporte competitivo aprende a relativizar la importancia de los mensajes negativos que envían las malas sensaciones entrenando.

Esta semana ha sido para mi un autentico desastre nadando, ya que de los 4 días que nade antes de Villameca todos me salieron mal.

El viernes viajé con Alejandro Pelayo para el Triatlon y cuando el sábado por la mañana fuimos con Noe a ver el circuito no pudimos hacerlo porque nos dejamos la bomba en el hotel. Al volver a recogerla tuvimos un problema que me genero muchísima tensión en el cuello y cuando por fin salimos me di cuenta de que el cambio de la bici se había bloqueado, por lo que tuve que hacer 20 kilómetros sin poder cambiar. Al llegar al hotel y solucionar el problema del cambio observo que he pinchado el tubular de la rueda delantera, así que me toca correr con una rueda delantera vieja que había traído de milagro,,,, PFFFF!!!!

Llego a boxes y me dan el dorsal 13. No soy nada supersticioso, pero la historia empezaba a oler mal, agravado por la compañía de Pelayo, que no es en competiciones precisamente el tío mas afortunado del mundo, y de hecho pinchó en el km 20 (prometo post aparte con sus aventuras.

Meto la bici en boxes y compruebo que el cambio electrónico no funciona en la posición del acople…. ¿será esto una señal para que no salga a competir? No creo en ese tipo de señales, asi que en la camara de llamadas busco al mejor nadador (Dani Muñiz) y me dispongo a intentar seguirle hasta la primera boya. le cojo los pies sin problemas y sin golpes y a los 200 metros empiezo a hiperventilar notando sensación de ahogo, siendo la segunda vez que me pasa este año, asi que me abro, nado a braza durante 20 segundos que parecen una eternidad. Noto bastante miedo y no me retiro porque la orilla está cerca, pero me da tiempo a tranquilizarme y a pensar que aun tengo tiempo de volver a entrar en carrera en una prueba sin drafting. Noto que no deslizo nada, pero consigo que me entre aire en los pulmones de nuevo y nadar a pies de Ramón Arias.

Salgo hacia el puesto 15º del agua cuando contaba con  haber salido 2º o 3º, y pienso que aunque estoy lejos de mi mejor momento de forma es el momento de olvidar la mierda de sábado que llevo hasta ahora y disfrutar de una prueba a la antigua usanza como es Villameca.  Remonto muchísimos puestos en los primeros 10 kilómetros alcanzando a Alberto Casillas en el km 8 y juntos llegamos hasta el segundo puesto ocupado por Manu Piñeiro en el km 26. Dani Muñiz ya es inalcanzable, pero por fin ha vuelto el enfoque positivo. 270 watios y 42,3 kms/h indican que superar corriendo a Piñeiro y Casillas va a ser difícil y de hecho se me van 15 segundos en el primer kilómetro. Les alcanzo en el kilómetro 2 y las piernas responden con fluidez, yendo a más conforme van pasando los kilómetros, pero las piernas de Manu pudieron más y al final tuve que conformarme con un 3º puesto que veía muy difícil 3 horas antes.

Estoy contento de haber venido otra vez a Villameca, ya que me ha recordado que hago este deporte por disfrutar, y que a pesar de ello me gusta intentar superarme a mi mismo temporada a temporada. Me he despistado un poco en las primeras semanas de preparación para Hawaii y es el momento de ponerse las pilas.

8 de respuestas

  1. carlos

    Vaya día ¿no?…….que os pase a gente como tú días así en competición os “humaniza” quizás la gente como yo, novata y empezando, os observamos en otra liga, en otro escalón y ver que os pude pasar lo mismo que a “nosotros” nos tranquiliza……al menos a mi, lo veré más normal cuando me ocurra……y no me sentiré avergonzado y triste por ello……son cosas que pasan a veces y no hay que darle más vueltas…..
    Llevo tubular también para competir y de momento solo pinché en una ocasión pero me aguantó para llegar a meta….Incluso entrenando este año he probado hacerlo con el tubular pero estoy pensando volver nuevamente a lo seguro después de pinchar 4 o 5 veces este año por 1 del año pasado (cubierta armadillo). Siempre que me ha pasado he usado el sellante de tufo……o el pit stop de vittoria, pero veo que estas soluciones no te parecen correctas ¿me equivoco?

    Supongo que hoy gastastes todas las cosas malas que te pueden pasar en una carrera, por tanto…….disfruta del viaje hacia Hawai porque ya nada malo podrá pasarte……¡¡¡¡¡digo yo!!!!!. Saludos.

  2. Mario

    Ahora puedo afirmar en primera persona que entiendo perfectamente lo que sentiste nadando… ¡Yo no podría haberlo definido mejor! La maldita diferencia es que yo si que opté por la orilla :-(. Pero, como dice Carlos, es cierto que ayuda ver que esas sensaciones en carrera no son exclusivas de novatos paquetillos ;-))))).
    El aprendizaje en las derrotas es mucho más duro que en los éxitos, pero mucho más enriquecedor también. En tu caso, a lo mejor es “una señal” para que enfoques Kona… En el mío… todavía lo estoy digiriendo!!!! :-))))))
    Un abrazo, Jefe, y enhorabuena por ese tercer puesto (y mejor parcial en bici!!!)

  3. Morath

    Está bien que de vez en cuando nos salgan días cruzados o, al menos, yo intento verlos de una forma lo más positiva posible.

    1.- Los cúmulos de “mala suerte”, son un buen test para probarnos con algo que no podemos entrenar: controlar los nervios y no perder la concentración.
    Mejor que nos pase el día que estamos jugando con gaseosa en vez de el día que estamos con el champán.

    2.- Los días en los que no damos pie con bola (no vamos cara al aire, pensamos en la retirada desde el metro 1, …)… si somos capaces de ir mandando a la porra a esa vocecilla que nos dice que optemos por la opción de la retirada es posible, ya no sólo porque saquemos mucho más en claro que si nos hubiéramos retirado, sino porque lo mismo acabamos cuajando un resultado muy bueno (en el momento que nos desinhibimos porque ya no tenemos nada que perder y mucho que ganar, lo mismo empezamos a encadenar las cosas y acabamos sacando parciales brutales y puestos buenos).
    Obviamente, a esa vocecita hay que escucharla también… pero si no hay otro impedimento que nos diga que la lógica sería retirarse… hay que intentar echarle un poco de huevos y hacer la del burro con la zanahoria: me retiro en la T1… bueno, en el paso por la primera vuelta… bueno, en la T2… ¡ale, ya estoy en meta! 😀

  4. Pues enhorabuena por los dos podium, el 100% del tuyo y el 50% del mio, lo que te corrresponde “Coach”…agradecido Titán; gran entrenador!!!!…nos vemos en Roht…

  5. Pedro

    Lo importante es que te enfrentaste a las crisis, las resolviste y además disfrutaste. Ese es también muy buen entramiento. Enhorabuena por el podium.

    pd. Nadando es peor cuando la lancha de la GC o los bomberos te sigue cual un buitre. ¿tan mal nado?¿piensan que estoy en peligro? eso si que desanima.

  6. Enhorabuena. Creo que es un buen ejemplo de lo importante que es no tirar la toalla a las primeras de cambio.

  7. sermor

    Pues si llegas a tener buena suerte…

  8. angel

    Pues perdona por lo que sigue, pero casi agradezco el haber leido tu experiencia en dicho triatlon. Para mí fue una mala noticia el nadar si neopreno, al igual que mi hermano, no sé si será por cuestiones genéticas, pero ambos penalizamos el nadar a pelo, al contrario que otro par de hermanos, que lo bordan.
    Salida, desde segunda-tercera fila, es la guerra, golpes, agarrones, no sé si algún pulpoo calamar que me intenta succionar, trago agua, una, dos, tres, maaaambo, no soy capaz de cuantificarlas, paro y paro, intento respirar y es peor, nado a braza y lo mismo, pienso en volver a la orilla, pero no creo ser capaz, continuo, intento controlar la respiración y alargar la brazada, poco a poco, giros, más palos,increible, me estarán persiguiendo? en un giro me adelante el brother por el interior, se había perdido,,,, bici tradicional, sin ningún artilugio aero, en la tercera vuelta empiezo a ver el lado oscuro de la fuerza… y a partir de la T2, velocidad de vértigo, iba tan despacio que me mareaba,,,pienso en retirarme al final del repecho de asfalto, pero bueno, un poco más, y más y un poquito más. Meta, pensé que estaban retransmitiendo en 3D, veo el lago más extraño que AVATAR sin gafas. Bueno, en fin, quien me mandará a mi meterme en estas historias, nunca más,,,,,hasta Palmaces. Nos vemos, eso sí, espero que con mi montura renovada.

credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca