Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Eliminar el ultimo vagón

Hace muchos años oi, no recuerdo si era una anecdota o un chiste malo, que cuando dos trenes chocaban frontalmente el ultimo vagón de cada tren se llevaba la peor parte por un tema de transmisión de energia cinetica, ante lo cual algun experto habia propuesto eliminar el ultimo vagón de cada tren para disminuir el número de heridos…..

Photo: Aquiestuveayer

La evidente tontería (creo que yo lo pille a la segunda) me sirve como ejemplo para reflexionar sobre lo larga que se hace la preparación de un Ironman. Normalmente suelo plantear una planificación de 25-30 semanas, empezando por caminatas, bastante natación y poca bici, planificación que suele ser pisoteada (eso sí, con mucho cariño) por los triatletas, a los que les encanta hacer 140 kms al más minimo rayo de sol, aunque no hayan hecho ni 6 salidas de bici.

Sin embargo, 25 semanas se hacen larguísimas cuando el objetivo es tan físico como mental, y es difícil mantener la motivación y concentración tanto tiempo en el mismo foco, por lo que suelen acontecer episodios de perdida de motivación, para los que hay que estar prevenidos (tanto el deportista como el entrenador) para hacer propuestas innovadoras, competiciones, viajes o simplemente tener la madurez y la perspectiva necesaria para saber que días así ocurren (shit happens)

Probé en su día a eliminar vagones (planificaciones de 20-22 semanas), pero siempre había un último vagón

13 de respuestas

  1. rayo

    that’s what this race is about…

    Gran post.

    Ivan

  2. Mac

    Que bien explicado!

    Un abrazo,

  3. Muy ilustrativo. Yo en mis “autoentrenamientos” pongo un vagón restaurante, que vendria a ser un objetivo intermedio que sirve para dos cosas, saber como vas y quitarle hierro al objetivo ironman.

    Este añi DLD SUECA-IRONCAT separados 7 semanas, la preparación específica la empecé en diciembre (21 semanas. Desde luego no sirve de ejemplo, pero de muestra un botón

    Salut maestro

  4. Buen post. Cada vez empiezo más tarde mis temporadas pero bajo menos entre-temporadas, parto de una buena base, me agobio dos meses y arreando. Puede que no sea muy científico-luarquista, pero medio año pensando en el Día D me consume, cojo la forma rápido y luego en carrera, con frescura de coco funciono mejor.
    s

  5. Pienso que no se trata de eliminar el ultimo vagón (en este caso semanas de entreno) sino de no hacerle cojer mucha velocidad al principio. Y seguir un plan de aumento de cargas poco a poco, así ni la mente ni el cuerpo se cargan tanto y cuando queda casi la mitad de la preparación no miremos la bici con asco o la tiremos al ultimo rincón de la casa cada vez que vengamos de un entreno y juremos que este Ironman será el ultimo (el tipico caso del que el día D es en mayo pero pilla el puntito en enero/febrero y se le hacen largos los meses que quedan). Saludos

  6. Mar

    Pues sí, Jaime. Es muy ilustrativo. Yo no soy triatleta, soy una corredora corredora preparando un maratón y estoy a tres semanas de hacerlo. Esta semana estoy justo en el último vagón. Hace dos semanas estuve en el penúltimo y antepenúltimo. En mi caso llevo el último vagón mejor que los dos anteriores.

    Jaime, por cierto, gracias por comentarme lo de la percepción de fatiga al principio del entrenamiento y el atenuamiento cuando llevas unos cuantos km corriendo, que equivale a tener. Me ha dado mucho ánimo.

  7. Mar

    se me olvidó una palabra en la última frase, “que equivale a tener fondo”. Me ha dado mucho ánimo.

  8. Lo que dices del último vagón es totalmente cierto, pero la clave me la disteis tú y Jonathan en el simposium de deportes de resistencia, para obtener no el mejor rendimiento de mi fisico, sino el mismo que estaba obteniendo con la mitad de esfuerzo, y lo puse en practica la temporada pasada, lo estoy haciendo esta y los resultados son mejores, no por el crono sino por la satisfacción de poder compartir más parte de vida con mi familia. Segun mi corta experiencia el truco esta en poner mas vagones pero mas vacios, con cafeteria cada dos; así te puedes permitir que el ultimo no vaya nadie y que aunque se destruya no se sufran daños colaterales, o sea: mas semanas, entrenamientos de mas intensidad y menos volumen (es decir mas tiempo para la familia), con competiciones de por medio poco destructivas para el fisico pero de gran valor para el espiritu y la amistad (medias maratones, diezmiles, vueltas populares con amiguetes,etc…).
    Espero que se me haya entendido, aunque solo es mi punto de vista (quizas un poco globero).

    Un abrazo crack!

  9. Mar

    Cierto, Carlos, cierto. Hay que disfrutar un poco más de todo esto. Que es lo que me digo yo muchas veces. Nadie nos oblgia, lo hacempos porque queremos…El primer maratón que hice fue en Nueva York (para mi desgracia porque es el que más me gusto, jeje) y mientras esperábamos en State Island a que empezara, (te llevan allí como 3 horas antes y te asilan) le pregunté a una americana que me diera algún consejo sobre cómo correrla. El único que me dio fue este: ENJOY. Y así hice los primeros 21 chocando las palmas de la gente que te animaba, luego el tiempo restante, pues a aguntar el tirón…

  10. ENJOY que bonito, eso si es un consejo!

  11. JetlagMan

    Un saludo, profesor. Yo me he comprado un tren eléctrico, que ya no tengo del otro (aunque sigo disfrutando mis ratillos de bikeruneo).

  12. Yo me lo aplico a mi propia preparación atlética. Conciso y claro el mensaje del post y la idea reflejada.

  13. admin

    Rayo; Eso es de lo que va el fondo, es una carrera mental (y fisica, por supuesto)

    Mac; Tu ya lo sabias

    J. Maria; Es una buena estrategia, yo puse Abu Dhabi y no me queda na.

    Sergio; Esa es la clave, empezar despacio pero no abandonarse

    Toño; Aunque no lances mucho el tren, siempre tiende a hacerse largo el recorrido.

    Mar; Tu has pasado bien por el penultimo vagon, ahora te falta disfrutar el dia D.

    Carlos; Cuando hay familia “sufriendo” nuestra afición, más aun!

    Jose Maria; Ese es un consejo (enjoy) muy de guiris 🙂

    Ramon; En el tren eléctrico mira en el vagon de mercancías, que creo que hay una bici

    Sonia; Me alegra verte de nuevo por aqui. Vuestra preparación es incluso más dura mentalmente que la de los triatletas, ya que es correr-fuerza-series-correr-cuestas-correr 🙂

Home Sin categoría Eliminar el ultimo vagón
credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca