Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Ironman Vichy 2015

Ironman Vichy 2015

Tras terminar Kona 2014 en el puesto 14º en 40-44 yendo 2º hasta el km 10 de la maratón, era obvio que seguía sin hacerlo bien en la Meca y tenía la mejor excusa  volver una 5ª vez, pero no en 2015 ya que la logística del viaje y la clasificación previa suponen mucha presión  a varios niveles para intentar ir todos los años. La primera parte de la temporada no iba a dejarme mucho tiempo para entrenar por nuevos proyectos personales y profesionales (abir una tienda de triatlon por y para el triatleta Soloride), pero que Vichy pasase de Challenge a Ironman el último fin de semana de agosto y que clasificase para 2016 me permitía afrontar 12 semanas de entrenamiento específico que podrían ser suficientes a pesar del invierno a la expectativa.

Llegué a Vichy el miércoles tras un viaje en coche de 2 días haciendo escala en casa de Marcos y Cristina en Pirineos. El viaje no se hizo muy pesado y tenía 4 noches por delante para recuperar. En el hotel estaba con mis compañeros del X3M, pero no pude coincidir mucho con ellos por el ritmo de las comidas, ya que me había llevado una placa para hacer arroz, pasta y quinoa, y desayunaba avena en la habitación, renunciando a parte de la vida social a cambio de comer mejor que en el Flunch 🙂

Pudimos reconocer el circuito de bici en una vuelta en coche y corriendo pasaba al lado del hotel, por lo que los entrenamientos de activación previa permitieron ver  qué nos enfrentariamos en el circuito, que por el estado del asfalto en bici y el previsible calor corriendo no sería tan rápido como pensábamos.

La experiencia es un grado y estaba demasia do tranquilo la noche anterior, incluso preocupado por la posible falta de motivación, pero cuando el despertador sonó a las 4:50 los nervios buenos estaban ahí.

Tengo  mi lista de 4 canciones para escuchar antes de ponerme el neopreno que aprovecho para visualizar la carrera; Divenire (Ludovico Eunaudi), Annie’s Song (Placido Domingo), The Rose (Bette Midler) y Forever Young (Alphaville)

Sin tiempo para calentar en el agua me puse en 1ª fila de la salida de los GG.EE que acreditábamos los mejores tiempos y desde la primera brazada para situarse en el grupo bueno note que el cuerpo respondía; 200 metros fuerte y sin golpes para encontrar un grupo que me llevaba al ritmo al que hay que ir en Ironman; imposible adelantarles y con la sensación de que es posible que te descuelguen. No hay muchísimo nivel en la natación y veo que mi grupo se parte en dos, por lo que me toca esprintar para coger a los 1000 metros a dos triatletas que se iban solos. Recuperar 5” a mejores nadadores que uno suponen 300 metros de ritmo alto sostenido que a veces pueden dejarnoos en tierra de nadie, pero esta vez veía que el esfuerzo iba a ser fructífero y a partir de esos 1300 metros solo había que estar pendiente de sufrir brazada tras brazada para ganar el máximo tiempo posible sobre otros rivales de 40-44 peores nadadores. En la ultima boya adelantamos a Natascha Badmann y Gurutze Frades a las que no consigo evitar sin un leve toque (disculpas Guru! y enhorabuena). Completo la natación en 54m40, que eran mis previsiones este año, en el que había nadado un poco peor, pero mirando resultados veo que la natación fue más lenta de lo esperado y salí a solo 3 minutos de los mejores nadadores.

Una transición rápida me dejó solo en el circuito sin mis dos acompañantes en la natación y pongo piloto automático en 230 watios, sabedor de que en los primeros 60 kilometros aparecerían rivales por detrás que empezarían demasiado fuerte, y efectivamente en el kilómetro 20 aparece por detrás un grupo de 6 triatletas con Natascha Badmann entre ellos. Me dejo sobrepasar y me quedo último a 12 metros del penúltimo. Iba regulando watios (con pedales PowerTap P1) mirando relativamente poco el cuentakilometros. El ritmo en velocidad se incrementa y alcanzamos a los dos 40-44 que habían salido del agua antes que yo. El grupo es demasiado grande y un juez se acerca a deshacerlo, sacando una tarjeta por blocking al que iba segundo. Mi potencia ha bajado a 223 watios y decido que en el km 60 y con tanto riesgo de tarjeta es el momento de marcharse, por lo que acelero y dejo al grupo atrás poco a poco a a la vez que llegan por detrás dos franceses y David Montañez con una marcha más, a los que sigo durante 40 kilómetros sabedor de que terminarían dejandome, pero que esos kilómetros del 60 al 100 iban a marcar diferencias en un circuito poco propicio a ello.

El circuito es completamente plano, con asfalto regular por lo que la concentración es vital para no ceder a la tentación de soltar el acople.  y un repecho de 1 km en Bas et Lezat al 6% en el km 70 y 16y 0, que subo a 355 watios en la 1ª vuelta y a 304 W en la 2ª En el km 90 el viento se levanta y la velocidad media empieza a bajar poco a poco, pero al ser el circuito circular se observa que en el 135 podríamos tener el viento a favor los últimos kilómetros. Cada 15 minutos bebia un sorbo del bidon de 15 geles, en los que había escogido un sabor neutro y lo neutralizaba con un bidón de agua que llevaba tras el sillin. Creo que los avituallamientos estabsn demasiado separados y eran muy cortos, por lo que coger un nuevo bidon de agua, un sorbo de cocacola, echarse uno por encima para refrigerar y tirar los bidones usados dentro de la Eco Zona (no cumplirlo es tarjeta de 5′) era complicado y de hecho el ganador de 30-34 se cayo delante de mi con dis bidones en las manos.

Los franceses y David hace tiempo que desaparecieron en el horizonte y yo voy dejando caer los watios como tenía previsto para poder correr bien, lo que ocasiona que  en los últimos 20 kilómetros aparezcan dos misiles a los que no puedo seguir, y tampoco me importa, ya que quedaban 42 kilómetros de calor por delante y marcarían muchas más diferencias que el ciclismo. Me bajo a correr en el 1º puesto de 40-44 (sin saberlo) y en el 23º de la general con una media de 37,1 kms/h (4h51) y 220 watios de media (conservador). En la bici conseguí soltar lastre liquido en un par de bajadas.

Salgo a correr con 5h53 acumuladas y  buenas sensaciones pero notando el calor desde la primera zancada, por lo que en el kilómetro 2 de la maratón tiro de freno de mano, acorto longitud de zancada y me olvido del Sub 9; he venido a lograr la clasificación para Kona 2016 y en esta maratón se van a ver muchos “Walking Dead”. Cada dos avituallamientos y en las subidas a los puentes decido andar para no sobrecalentarme y a pesar de que estoy corriendo a 4m45 de media no me pasa nadie pero yo empiezo a sobrepasar a rivales que van andando desde el kilómetro 5.

 

 

No estoy disfrutando de una carrera a pie ambiciosa sino sacando la experiencia de remontar puestos con el freno de mano, y a pesar de que me gustaría notar esas sensaciones de correr en el km 25 de la maratón a 4m15 hoy no es el día de alardes. Es levemente frustrante pero hoy solo cuenta el resultado y desde el km 8 lo estoy pasando muy mal por el calor, con tentaciones de abandonar ante una  maratón que se prevé eterna. Me pasan corredores con 2 pulseras menos, pero casi nadie en la misma vuelta que yo salvo Vicenç Castella como un tiro en el km 30. Los puestos que gano son a costa de explosiones más que por mi ritmo, pero ver a tanta gente andando desde el principio me hace ver que la lectura que estoy haciendo de este Ironman es correcta. A falta de 10 kilometros la temperatura ha bajado y puedo alargar un poco la zancada por lo que empiezo a echar cuentas y aunque las marcas en IM son orientativas, me apetece intentar bajar mi 9h11 de Sudafrica 2010 aunque solo sea por decirle a mi amigo Carlos que aunque viejo, sigo estando aquí. En el km 40 paso a Dani Mujica pero estamos luchando por un puesto en el top 15 y se defiende bien. Entro en la zona de meta viendo 9h08 en el arco de meta y entro disfrutando del momento, porque en la maratón he ido todo el rato remando contra marea.

 

Me quedo con un sabor de boca muy bueno en la gestión y en la experiencia acumulada de tantos años que me ha permitido afrontar con paciencia y constancia tanto la preparación de estas 12 semanas como los 226 kilometros de la competición en sí, sin altibajos. Como es normal en mi ahora estoy pensando dónde podría haberlo hecho mejor, y observo que los watios están a 10 de mi media habitual y que corriendo no tuve ningún momento super pero tampoco ningún bajon de 5 kms que suele ser habitual en mi, por lo que esta vez no veo de donde rascar. Quizas haya pecado de conformista o quizás me he paseado por el filo del riesgo, pero esto ya no lo podré saber nunca. Ahora solo queda intentar mejorar algo de peso muscular de cara a Kona 2016, que creo que es mi principal hándicap en carreras con calor.

See U in Kona 2016, pero antes hare un invierno distinto; quizás Marathon para echar una mano en la preparación a Sonia, o afrontar una primera parte de la temporada para dar otro saltito nadando, o correr carreras de MTB y Trail,,,, no lo se, solo que sigo disfrutando de un dorsal desde que me pusiera el primero en 1981 en la carrera popular de Cedeira.

 

12 de respuestas

  1. Unai Portillo

    Buen año el de mi nacimiento

  2. Augusto González

    Felicidades por tu IM y tu carrera deportiva. Ayudas con tus comentarios a quienes no tenemos tanta experiencia y nos apasiona este deporte.
    Me ha llamado la atención tu apunte de «peso muscular» en carreras con calor. Uno de mis caballos de batalla es el peso muscular. Para no aburrir al resto de lectores, ¿te puedo consultar vía email?.

    Una vez mas, felicidades.

    Fuerza y Salud,

  3. Germán

    ¿Qué te puedo decir?, ¡me dejas alucinado tronco! Enhorabuena por la carrera y por saber mantener la mente fría y saber echar el freno en una prueba tan larga.

  4. Alberto Prado

    Me encanta ver que las cosas salen bien, eres un tio increible que planifica las cosas brazada a brazada, watio a watio, y zancada a zancada y es digno de admirar, ojala y digo ojala alguna vez me salieran la mitad que bien que ati… Eres un referente a seguir en el mundo del triatlon. Y recuerda que tendras otro seguidor mas esa noche en hawai animandote aunque sea en el ordenador! Una vez mas felicicades!

  5. Darío Alvarez Puga

    Lo primero enhorabuena por el buen resultado y haber conseguido tu objetivo.
    Quería preguntarte sobre el contenido del bote con 15 geles. ¿Cómo es la mezcla que realizas? ¡Todo ello en los 600mm de un bote? Que tipo de geles?

    Muchas gracias

  6. Jaime Menendez de Luarca

    mezclo 15 geles con agua en un bidon de 750 ml. En 600 casi no habria agua. Siempre que tomo un sorbo tomo otro del bidon de agua

  7. Enrique

    Buena crónica Jaime, buena ayuda y referencia. Thanks

  8. Nico

    Bravo Jaime. Da guesto ver como aplicas experiencia, sabiduria y saber estar para compaginar una vida ajetreada con entrenamientos adecuados y manteniendo el equilibrio necesario para disfrutar. Mi más sincera enhorabuen. Un abrazo!

  9. David Fuster

    Buenas Jaime y enhorabuena por tu resultado!!
    Mi pregunta en cuanto la alimentación… solo geles en la bicicleta?? nada sólido? Yo cuando meto geles, bufff
    (barritas, plátano, isotónico??)
    Gracias!

  10. Borja

    Buenas Jaime,

    Mejor bidón normal de 750 ml para los geles que bidón aero? Al final es mejor asegurar que no salga disparado que la mejora aerodinámica no?

    Un saludo

  11. Pepe

    genial crónica , un saludo

  12. Elías

    Buenas tardes, Jaime. En primer lugar te escribo para darte las gracias por tu crónica de Vichy, ya que al resto nos ayudas en algunos aspectos. Verás:

    Resulta que yo estoy pensando hacer Vichy 2016 y a mí, del mismo modo que a ti, también «se me apaga la luz» con el calor. Mi marca en maratón es 03:11′ pero en Ironman, por más que vaya con el freno echado, no logro bajar de 04:15′ ¡y pasándolas canutas! Así que, ¿cómo puedo hacer para combatir el calor en Vichy? ¿Realmente hace tanto calor?

    Un saludo y muchas gracias, chaval.

Home Sin categoría Ironman Vichy 2015
credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca