Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Mis recuerdos de los JJ.OO

Durante estos años mi forma de ver los JJ.OO ha ido bajando en ilusión al ver cómo los valores se transformaban en negocio y lo que aplicaba para unos era hipocresía para otros. Y sin embargo, cada vez que se enciende la llama me vuelvo a emocionar y a vibrar con el espectaculo olimpico.

Moscu 1980: Los recuerdo porque mi tio Jaime Zumalacarregui volvió con una medalla de plata y ese verano se hablo mucho de eso en mi familia.

Los Angeles 1984: Recuerdos vagos, pero sí me acuerdo de ver en Asturias la semifinal de baloncesto España-Canada que dió el pase a la final contra Estados Unidos, que entonces jugaban con una selección universitaria (no NBA).

Seul 1988; Me acuerdo de Sergi Lopez, medallista en natacion (braza) y que Jorge Quesada, olimpico en Pentatlon Moderno fue ese mismo año profesor mio de Educacion Fisica; Mi primer profe de EF que hizo algo mas que darnos un balón.

Barcelona 92: Muchos recuerdos, pero el primero fue oir por la radio la medalla de oro del marchador Dani Plaza mientras viajaba con mis padres a Asturias y recuerdo la frase de mi madre; «que orgullosa debe estar su madre»

Atlanta 96: Recuerdo lejanos esos JJ.OO, quizas por el desfase horario. La medalla de Indurain en la crono y la velocidad con Ato Boldon.

Sydney 2000: DEBUT DEL TRIATLON!!!! Felipe Gutierrez y Enrique Quesada alquilaron un salon en un hotel  cerca de Puerta de Toledo para ver el debut olimpico. Vi a las chicas en aquel hotel, pero al día siguiente lo vi de noche en mi casa con un helado de un litro aguantando el sueño.

Atenas 2004; La ilusion de Ivan Raña que no pudo materializarse y lo bien que lo hizo Ana Burgos.

Pekin 2008: Todos los JJ.OO viendolos en Asturias, con Usain Bolt y Michael Phelps, y la emoción que nos dieron Raña y Noya, a pesar de que al final se quedaron ambos a las puertas de la medalla.

Londres 2012: Plata de Noya y diploma de Ainhoa en un ambiente magnifico de olimpismo. Que los otros 4 olímpicos en triatlón disfrutasen el momento y poder verles alli.

formats

El entrenamiento cruzado

El entrenamiento cruzado en triatlón supone la mejora conseguida en una de las disciplinas gracias al entrenamiento de las otras dos. A pesar de que muchos entrenadores y triatletas no creen firmemente en estas adaptaciones, son mayoría quienes sí creemos en estos beneficios.

Al igual que en la psique la terapia Gestalt alude a una integración (el todo es mas que la suma de las partes), la visión holistica del cuerpo humano es la mejor manera de explicar qué ocurre cuando queremos buscar la explicación a un momento de forma de un deportista, y en este momento de forma influyen los 1440 minutos que vivimos cada día, y por lo tanto lo que hagamos en la piscina influirá (queramos o no) sobre el ciclismo y la carrera, y asi en todas las combinaciones posibles.

Los deportistas procedentes de una disciplina aislada se preocupan por la perdida de rendimiento en este deporte al disminuir el volumen especifico; Esta perdida es muy pequeña en deportistas de alto nivel y  aunque no significativa, sí puede ser significante en sus competiciones y sin embargo en deportistas de grupos de edad he observado que en muchas ocasiones (obviamente, nada aplica generalmente a todos los individuos) estos mejoran marcas en pruebas atleticas al pasarse al triatlon, a pesar de que   el volumen baja entre el 40 y 60%.

Intentar mantener el volumen de la disciplina de origen mientras iniciamos a un deportista en las otras dos es un error que llevara a sobrecargas, lesiones y grandes frustraciones. La carga  entendida como el resultado de multiplicar la intensidad por el volumen aumenta de modo significativo en corredores al pasarse al triatlon, siendo la natación y el ciclismo deportes sin impacto que permiten mantener una carga mas elevada.

Creo que es posible mantenerse al máximo nivel con relativo poco volumen, lo que evita lesiones y da continuidad a la concatenación de temporadas. Este volumen contenido debe serlo mas aun en quienes no son profesionales y necesitan encajar los entrenamientos en su vida.

Me despido con dos ejemplos de distintos niveles;

Carlos Sánchez Castillo apenas sabía lo que era una bici de carretera, su tecnica de natación le impedia nadar un 100 a 1m40 y sus marca de 10 kilómetros en ruta superando los 70 kilometros semanales estaba en 42 minutos en 2009. Gracias a un gran grupo de natación, donde durante 3 años lunes y miércoles ha sufrido en series de modo constante y progresivo, a encadenar semanas de 150 kilometros año tras año a intensidades moderadas y altas reguladas desde el principio con PowerTap, y pasando a correr 20-30 kilometros a pie ha mejorado (como no podia ser de otro modo) nadando y en bici, pero su carrera a pie se ha acercado a los 40 minutos.

Sonia Bejarano es una atleta de 5.000 con una marca personal de 15m37 en 2005 y que se mueve en marcas sub 16m00 de modo habitual. Este año, cuando las cosas mejor pintaban para intentar la mínima olímpica para Londres se lesiono al terminar la temporada de cross. Desde abril a julio no ha podido correr ni un paso, pero nadando con Alberto García Bataller y rodando en bici con el equipo de triatlon X3M mantuvo un estado de forma general muy bueno. Al recibir el alta de su lesión hace 5 semanas apenas podía rodar a 4m50, pero en cuanto ha podido encadenar 6 sesiones especificas de carrera ha recuperado su facilidad para terminar los rodajes a un ritmo cercano a 4m00/km, lo que supone ponerse solo un escalón por debajo de su nivel cuando empieza las temporadas de atletismo, lo que creo que le habria llevado mas tiempo sin el entrenamiento de las otras dos disciplinas

formats

Todas las carreras son una victoria

Tener la suerte de seguir aqui tras mi debut hace ya mas de 22 años es una victoria en si misma.

Quienes no nacimos predestinadados a ganar (llamadlo genetica, clase, sacrificio…) cualquier carrera en la que se alcance un top ten sabe a victoria, por lo que las verdaderas victorias tienen un sabor especial para los que las disfrutamos muy raramente. Tras ganar el Triatlon Indoor de Torremolinos en 2011, el Triatlon de Gijon de 2002 y el Triatlon de Arroyomolinos en 2008 ya hacía mas de 4 años que no veia el numero 1 en un cajón debajo de mi.

En realidad estaba apuntado al Olimpico del día anterior, pero tras correr por diversión un sprint en Merida la semana anterior me di cuenta de que las pruebas «cortas» duelen mucho cuando no las estas preparando, y decidi apuntarme al Half con la idea de hacer un entrenamiento de calidad 5 semanas despues de Lanzarote; Pero una vez en carrera eso de «los entrenamientos de calidad» es un eufemismo de la talla del que ultimamente nos cuelan los politicos, asi que ahi estaba yo en la primera boya, axifisiado por intentar seguir el ritmo de Angel Santamaría. Salí del agua en 2ª posición y una lamentable transición hizo que saliese al sector de ciclismo en 4ª posición.

Juan Francisco Fernandez empezo a poner tierra de por medio mientras yo me colovaba en 2ª posición, pero notando muy malas sensaciones en la bici, con watios por debajo del ritmo Ironman y salvando el parcial gracias a que la Argon 18 E-118 se portaba muy bien en los rapidisimos tramos de la carretera de Castilla. A cada paso por meta me cantaban 2 minutos de perdida en cada vuelta con el lider y quienes me perseguían iban marcando los mejores parciales; «OK, no estás recuperado de Lanzarote, no te vuelvas loco forzando en bici y llega a T2 minimizando daños».

Foto; David Fernández Hernández

Foto; David Fernández Hernández

Me bajo a correr a 8 minutos y oigo por megafonia que la lucha será por la 2ª plaza entre Hugo Ecija, Añex Sanchez y yo, ya que esos 8 minutos parecian imposibles de salvar; «Ya veremos».  Empiezo a correr con la idea de cruzarme con J.F. Fernandez en el punto de giro con mucha menos ventaja, y llego a ese momento corriendo a menos de 3m40, ritmo insostenible para mi, y menos con el calor que empezaba a caer sobre la Casa de Campo, pero veo que en cada punto de giro me acerco muy deprisa al lider y en el kilometro 7.5 ya soy consciente de que le voy a coger, lo que efectivamente ocurre en el kilometro 9, ya que Juan Francisco estaba acusando los riesgos que valientemente había afrontado en el ciclismo. Sigo fuerte sin mirar atras al sobrepasarle y el km 12,5 veo que tengo 2 minutos de margen por lo que empiezo a pensar en la semanas que me quedan para Hawaii y aflojo notablemente el ritmo para llegar a meta con 3 minutos de ventaja.

Foto: David Fernández Hernández

Foto: David Fernández Hernández

El Half Polar Series de Madrid no es mi 4ª victoria. Es mi 320ª victoria, y estoy tan orgulloso de esta carrera como de las otras 319.

Foto: David Fernández Hernández

Foto: David Fernández Hernández

formats

«Solo quedan 165 kilómetros»

Ese fue mi pensamiento antes de llegar a Yaiza, al ver el cartel del kilómetro 15 del ciclismo; 2 minutos después pensaba «Vale, lo que has pensado es absurdo, pero parece que vas a tener un buen día»

Lanzarote no estaba en mis planes; En septiembre había logrado la clasificación para Kona en el Ironman de Gales y quería tener un invierno tranquilo, preparando Hawaii sin prisa y como único objetivo del año. Sin embargo, cuando iba rellenando los informes de cada semana para entregar a Alberto García Bataller, mi entrenador, y veía que quedaban 45, 42, 40 semanas, pensé que Hawaii era un objetivo demasiado lejano y que podía estar enfocado demasiado tiempo, asi que cambiamos los planes y decidí afrontar Lanzarote como si ese fin de semana tuviese que correr un 70.3; Es decir, volumen moderado y bastante intensidad. Con ello conseguía hacer un invierno divertido y sin presión, nadando 5 días a la semana y haciendo 3 de bici y 3 de carrera, evitando quemar cartuchos, o caer en sobrecargas fisiológicas o lesiones.

Las semanas empezaron a caer y nadando enseguida me di cuenta de que había dado un saltito; Todas las semanas caían al menos 15.000 metros y ya podía hacer algunos entrenamientos en paralelo con Ana Burgos, sin tener que ponerme a rueda o saltarme alguna serie. Corriendo las sensaciones iban poco a poco y los rodajes a 4m25 de diciembre empezaban a ir ganando en segundos sin mirar el GPS, simplemente dejando hacer, aunque algunas series de 1.000 y 2.000 cayeron en el INEF, y la bici no iba mucho, pero no me preocupaba demasiado, ya que sabia que solo tendria que esperar a marzo o abril para empezar a sentirme mejor. No me puse enfermo ninguna semana, las cosas en el trabajo y la familia iban sobre ruedas y tan solo fallaba en mi intención de bajar un poco de peso, por lo que que mi unica duda podia ser la falta de volumen, ya que solo supere dos veces las 4 horas en bici, con dos salidas de 140 y 135 kilometros, y solo 10 veces hice entrenamientos de mas de 20 kilómetros a pie. En el ICAN Marbella constante que estaba muy bien de forma, por lo que en Lanzarote solo tenia que esperar a ver si llegaba el hombre del mazo compitiendo a mis ritmos habituales.

Calenté 400 metros y me puse bajo el arco de salida a las 6:20, sabedor de que muchos buenos nadadores en grupos de edad querrian estar en primera fila, y de hecho asi fue, cuando a las 6:55 algunos quisieron ponerse en primera fila, lo que genero algun momento de tensión que me parece muy insolidario con quienes habiamos decidido no calentar hasta el final.

En el bocinazo de salida entre muy bien al agua y rapidamente comenzaron los golpes; Iba en el segundo gran grupo y me notaba bien nadando de sensaciones, pero no era capaz de encontrar un hueco en el que ponerme a tirar y salir del conformismo que nos atenazaba a todos. Localice a Saleta Castro y a varios pros mas gracias al color distinto de su gorro y di por bueno el grupo en el que iba, aunque a posteriori comprobe que habia perdido los 6 minutos que pierdo siempre con los lideres en Ironman y se que tengo al menos una natacion 2 minutos mas rápida, pero habia salido casi sin sufrir nada y me notaba lleno de energía, por lo que no había sacado el partido a mi ntación en cuestion de tiempo, pero sí en terminos de dominio de la carrera. En cualquier caso no me consuela y creo que debería haber sido mas valiente y tirar de aquel grupo para salir del agua al menos un minuto antes.

En la transicion saludo a Ivan Alvarez, Saleta Castro y Miki Acosta y empleo 10 segundos mas de lo normal en extender la crema solar por la espalda. Voy rapido a por mi bici mientras me pongo el casco y subo rapidamente de un salto con el objetivo cumplido; Pedaleando antes de 58 minutos.

Me pasa en el primer kilometro Sven Hogvard y vuelvo a mi situacion poco ambiciosa en Lanzarote; «Haz tu propia carrera, hoy no compites contra nadie», por lo que voy fijándome en mis watios, sin pasarme de 240 al principio y con una alarma de vibracion para no pasarme nunca de 320 en algún repecho; «Será cabr…. la alarma, todo el rato vibrando«.

Normalmente me suelen pasar muchos triatletas en los primeros kilómetros, pero esta vez solo me pasa Hogvard, no muy rapido, y Antonio Jose Cardona, rapidísimo en Puerto Calero, y cuando llego al tramo rápido de bajada a El Golfo supero a los que son mejores escaladores que yo. Alvaro me pasa como una bala y le sigo apenas 3 kilometros hasta que desaparece en los Hervideros, junto con el que la postre sería el ganador de mi grupo de edad. En Timanfaya me vuelven a superar a quienes habia adelantado con viento a favor, pero la subida a 300 watios me permite coronar con solo 30» perdidos con ellos, que recupero antes de Mancha Blanca para volver a meterles tiempo en la rapidísima bajada de Tinajo a La Santa.

Foto: Eneko Llanos

Foto: Eneko Llanos

Llegando a Teguise empiezo a recuperar puestos de uno en uno con los mejores nadadores, entre ellos dos españoles, y afronto la subida a Haria desde los Valles a 300 watios, recortando levemente al grupo de Vabrusek, viéndoles incluso coronar en la distancia;  Bajo concentradisimo Haria para ver si les puedo ver al empezar el Rio, pero las piernas ya no van tan finas en la subida a Guinate y les pierdo definitivamente de vista, pasando por mi momento malo, cuando me dan alcance el 1º de 40-44 junto con un pro, Til Schram, que fue los 180 kilómetros al borde de la legalidad. Asi se lo hago saber cuando les alcanzo en el tramo de llaneo de Arrieta, que supone una buena remontada y acercarme al puesto 15º, al que doy alcance llaneando acoplado en el infernal tramo de Nazaret. Salgo del tramo tras 7 minutos de vibraciones y me dedico a gestionar mis ritmos en los últimos 20 kilómetros por La Geria y La Asomada. Sin duda estoy pensando demasiado y yendo muy relajado, porque en la transición se me echan encima los 3 últimos puestos que había remontado en Nazaret.

Salgo a correr y me freno al pasar el primer kilómetro en 4m03; Había planificado no ir mas rápido de 4m10 al principio y me resulta demasiado fácil ir a ese ritmo, pero soy consciente de que quedan 41 kilómetros por delante. Sonia me está esperando con hielo en el «special needs», lo que agradezco muchísimo y me da fuerzas para llegar al siguiente punto de avituallamiento. Cada 4 kilómetros hay geles pero en un punto de avitualamiento en el kilómetro 8 no lo encuentro, por lo que sigo sin él hasta el kilometro 12; Esos 18 minutos sin calorías pasan factura en el kilometro 17, donde entro en mi especial travesía del desierto; me noto vacío, pero esta vez me niego a ir a 6m00/km en los momentos malos. Cojo 2 geles en el 16 y otros 2 que me da Sonia al paso por el avituallamiento especial y en el 22 noto que vuelven las fuerzas, habiendo pasado mi momento malo de todos los IM a 4m45. Me pongo en ritmo crucero de 4m25 y empiezan a pasar los kilómetros con facilidad. No me noto cansado, pero si intento ir a 4m20 o mas deprisa las piernas no responden. En el kilómetro 2 a pie paso a un alemán y un suizo me pasa en el 8. Gano otros 2 puestos con las retiradas de Garves y Cardona y veo que el resto de rivales están corriendo al mismo ritmo que yo o parecido, tanto por delante como por detras, por lo que el puesto 13º al paso por el kilómetro 30 solo podría cambiar por un desfallecimiento (mio o de los que me preceden).

Foto: Eneko Llanos

Foto: Eneko Llanos

David Rodriguez e Ivan Alvarez están corriendo solo un poco mejor que yo, pero tengo un colchón de 10 minutos. En el kilómetro 32 paso a Simon Billeau, que esta KO por el calor, y en el ultimo punto de giro veo a un Pro irlandes que habia corrido muy bien hasta los últimos 10 kilómetros pero que en ese momento se pone a tiro. Le supero en el 37  y me voy a meta apretando los dientes sabiendo que tengo el 11º. Sonia me anima hasta el final y entro en meta en 9h21, algo con lo que no habría soñado ni siquiera hace 4 años. En está ultima recta animo a Ximo con su maillot de I Did It y a Ruth Brito, que lo estaba pasando mal del estomago pero luego disfrutaría de sus últimos kilómetros

A dia de hoy esta es mi mejor carrera de LD, y creo que a los 38 años aun se puede mejorar. Espero que esta apuesta no me pase factura en Kona dentro de 20 semanas, pero en cualquier caso la experiencia habrá merecido la pena; Muchos amigos me dijeron en la ultima vuelta que el 19 de mayo iba a ser mi día, y solo pude intentar demostrarles que tenían razón, pero esta vez el resultado ha sido lo menos importante para mi.

Muchísimas gracias a todos por el apoyo; Foli, Clemente, Eneko, Andoni, Dani y Jesús de Finisher, Toni,Mabel, Pedro, Pablo K, David, Aure, Pablo S, Ako, Angel, Lu, Fernando, Juan Carlos de Sands Beach, Cristian, mis chicos aquí compitiendo y todos los que ahora no recuerdo y tuvisteis una palabra de animo; Intento devolverlas todas en carrera pero a veces no sale. Un abrazo especial a Saleta, otro a Alvaro por su puesto y su sincera alegría cuando me vio llegar tan cerca de él, y por supuesto a Sonia, sin la cual estas experiencias no valdrían tanto como valen. La persona cuyo nombre  figura en el casco aerodinámico ya sabe que este Ironman es un Ironman menos para  volver a vernos.

formats

Vuelta a los orígenes

Quedan 15 días para el Ironman de Lanzarote, al que vuelvo despues de 4 años de ausencia. Con la clasificación para Kona 2012 lograda ya hace meses en Gales, mis planes d e no hacer dos Ironman en el mismo año fueron desestimados por la ilusión que solo una prueba como Lanzarote puede causar. La diferencia con otros años es que esta vez Lanzarote es una prueba a disfrutar en si misma, sin presión de lograr la plaza, preparada con un invierno basado en la calidad mas que en el volumen, y donde podre volver a sufrir y disfrutar de una prueba que corro casi en casa, con mis amigos en carrera y animando.

Os dejo una reflexión de Sonia Bejarano, una persona que sabe que tambien hará este Ironman algun día, pero que sin haberlo corrido aun ha captado perfectamente la esencia de esta prueba; «She  got diamonds on the sole of her shoes»

Desde que en 2009 pisara por primera vez la isla de Lanzarote y visitara el mercado del pueblo de Teguise me di cuenta de que una fuerza especial embargaba el ambiente. Pensé que toda esa sensación era producto del terreno volcánico y de sus magníficos contrastes; verde exuberante sobre suelo negruzco procedente de antiguas erupciones o la peculiar forma de construcción oficial de viviendas en la isla en tonos blancos y azules. No fue hasta cruzarme con varias grupetas de ciclistas cuando comprendí de dónde procedía esta fuerza interna. Durante 364 días la isla cobija en su interior una emoción latente que hoy explosiona haciéndose oír en el resto del mundo. Pasen y vean, bienvenidos al Ironman Lanzarote 2012.

En ocasiones me pregunto qué diferencia a un niño de un adulto. Creo haber concluido en que es la ilusión y la capacidad de asombro las cualidades (entre otras) existentes en el niño y que poco a poco se van perdiendo al ir creciendo. Cada vez son menos las veces (si es que nos pasa en el mejor de los casos), en que no podemos dormir por la emoción de lo que nos espera cuando nos despertemos. Cada vez ocurre menos que nos quedamos con la boca abierta impresionados por algo que hemos visto o sentido reteniendo ese momento en nuestra memoria. Una persona adulta que alberga estas dos condiciones no es común sin embargo existe un sector donde éstos convergen: el triatlón de larga distancia, más concretamente el Ironman. Lanzarote ha sido la última cita de la franquicia que ha concentrado todas las ilusiones de triatletas experimentados y nóveles en la distancia. Metas igualmente ambiciosas, tanto si el objetivo es clasificarse para la “meca” del triatlón o finalizar al máximo de tus capacidades en una de las pruebas nacionales más emblemáticas del año. El ambiente emotivo y festivo destaca y atrae y como yo muchos hemos querido participar de esa fiesta, ya sea como acompañantes o animadores.. algo más de lo que el término “espectador” aporta. El espectador del triatlón forma parte del mismo evento y disfruta tanto o más como el competidor.

Han sido varios meses los dedicados a la preparación, entrenamientos, viajes, descansos.. todo enfocado a unas horas de acción. Sin embargo la “fiesta” en sí comienza desde que metes la bici en la bolsa, coges el avión, recoges las maletas y haces el check in en el hotel. El reconocimiento del circuito viendo caras conocidas y famosas, retirada del dorsal y chip y entrada en boxes para dejar el material meticulosamente organizado con un cosquilleo especial en el estómago. Puede que te cueste dormirte o puede que duermas bien y de un tirón pero antes de caer rendido habrás repasado mentalmente una y otra vez la disposición del material y los detalles pendientes de última hora.

El día ha llegado, el desayuno frugal, la entrada en boxes en la oscuridad y te embutes en el neopreno más rápido que nunca. Estas muy concentrado, el corazón late pausado pero más fuerte de lo normal. En la salida, más de un millar de personas y a pesar de esto sólo hay murmullos, nada de algarabías. Respeto en las caras de todos y un semblante diferente al ordinario. El sol empieza a asomarse, el día quiere arrancar, un silencio sepulcral en línea de salida y por fin toda la emoción contenida se desata en el instante en que el esperado disparo rompe los pensamientos en los que estábamos ensimismados. Ahora sí, da comiendo la última fase del Ironman. Con toda seguridad ningún finisher estará 100% satisfecho con su carrera, opinarán que algún segmento podrían hacerlo mejor. Es esa búsqueda inalcanzable de la “carrera perfecta” la que les mantendrá enfocados en su lucha personal contra ellos mismos. Con el paso del tiempo y pruebas aprenderán a aplicar lo aprendido, se conocerán mejor y experimentarán situaciones nuevas. Es ese mismo paso del tiempo el que sin duda, les hará rejuvenecer.

formats

El volumen está sobrevalorado (II) y (a veces) lesiona

El 3 de marzo de 2011 hice esta entrada sobre el volumen. Lo he recordado mientras escribia unas lineas sobre el entrenamiento basado en la religión del «machaquismo» y al revisar el articulo he visto que estaba escribiendo basicamente lo mismo.

Varias cosas han pasado este año que me reafirman en este artículo; Principalmente que he visto mucha gente próxima a mi entrenando autenticas barbaridades y sin respetar la regla del «si molesta afloja, si duele para» cuyo rendimiento no se ha visto perjudicado cuando han disimulo el numero de kilometraje semanal y han respetado las sesiones de calidad, o que se han lesionado cuando no han escuchado dicha regla.

La victoria de Clemente Alonso en el Ironman de Sudafrica, al que afirmaba llegar con poco volumen, es un ejemplo claro de que un cuerpo descansado entre sesiones rinde bien, y no quiero poner ejemplos con nombre del caso contrario.

Como dice Clemente, no conozco ningun triatleta de elite que lo sea con poco volumen, pero entre poco volumen y mucho volumen está el volumen moderado 🙂

Foto: Ironmanlive

Foto: Ironmanlive

formats

«No te puedes pegar con tu vida»

Esa fue mi respuesta a uno de mis chicos cuando me pregunto lo siguiente acerca de que su trabajo no le permitía entrenar todo lo que a él le gustaría y por eso yo le habia reducido mucho la carga para que no se agobiase con los entrenamientos prescritos y no cumplidos.

Estas dos semanas han ido ok, de sensaciones genial, y en los tres deportes, la bici es lo k mas me cuesta, por problemas de tiempo(estoy liado en un operativo de curro)

Es el gran problema mio, inestabilidad de horas, hay semanas k curro mil horas y otras totales de fiesta, nunca me acostumbro, jeje, pero da rabia, pk quieres mas y mas.
«X; No te puedes pegar con tu vida; Es así y para eso trabajamos juntos, para que hagas las cosas con felicidad y sin agobios; Si los ritmos están saliendo, no te presiones con el volumen»
formats

2002-2012; La de cosas que pasan en una decada, y no solo de triatlón

Recuperando viejas fotos me encuentro con esta del Triatlon de Montaña de Valsain 2002 (lo de Triatlon Cros es una nomeclatura del último lustro), lo que me ha hecho recordar cuántas experiencias puede vivir un ser humano en solo una octava parte de su vida.

Por el camino han pasado relaciones personales, algunas que terminan y otras que empiezan, familiares que ya no están, solo un paseo por el hospital para mi y alguno que otro para amigos, dos sobrinas, dos bodas, 10 ironmans terminados, dos veces cruzada la linea de meta en Kona y una tercera clasificación, aprendizaje sobre errores que he cometido con amigos y a valorar que no se puede confiar en todo el mundo (aunque me gustaría) construyendo una capa de cinismo que me ayuda a no quemarme con alguna maldad,  un despido desagradable que me vino bien para montar Triluarca, varios clubes de Triatlon (T3, Academia Civil, Lagunak, A6, X3M) con los que conseguí gracias a mis compañeros una Copa del Rey y una Liga de Clubes, el abandono en Lanzarote 2003 que me sirvió para aprender a respetar mas la distancia Ironman, viajes a Lanzarote, Sudafrica, Phuket, Gales, salir de casa de mis padres y alejarme un poco de la gran urbe mientras gestiono mi vuelta a «provincias», un perro que murió y otra perrita que se marchó a vivir a otro lado y la llegada de Sonia a mi vida en 2010 que ha aportado sonrisas y velocidad corriendo.  Una gran década de vida y triatlón

formats

¿puedes hacer 20 Ironman en 20 semanas?

Entonces puedes hacer UN ironman.

No te pido que completes una carrera de 3800 metros nadando, 180 kilometros en bici y 42 kilometros a pie los proximos 20 domingos, sino saber si estas dispuesto a nadar al menos 2 sesiones a la semana que sumen 2.000 metros cada una, otras dos o tres sesiones que sumen 180-200 kilometros de bici y 3 o 4 sesiones que sumen 40-50 kilometros a pie cada semana.

¿puedes hacer en los próximos 4 meses y medio 80 kilómetros nadando, 3600 kilómetros sobre las dos ruedas y 840 kilómetros corriendo? Entonces hablamos para preparar un Ironman.

Ese volumen supone una media de aproximadamente 10-11 horas semanales. Conozco mucha gente que ha entrado en meta con menos tiempo de dedicación, y respeto y entiendo su ilusión por alcanzar esa cima, pero no la comparto.

No la comparto porque en mi opinión, que no tiene que ser la tuya, el Ironman se gana día a día sufriendo, y la recompensa es disfrutar de ese camino para saber que la camiseta de Finisher nos la hemos ganado ya con las gafas de natacion en la playa, y ahora solo faltan 226 kilometros para recogerla tras 4500 kilómetros de frio, calor, dolores, hambre, sonrisas, horas de entrenamiento quitadas al sueño y a la familia y comidas en un tupper para poder sacar 90 minutos de carrera a mediodia.

Gracias a Ignacio Lombo (Nacho Happy), que me dió la idea sobre esta entrada

Foto: Basque Team

Foto: Basque Team

formats

El Boom del Triatlón (no existe)

Está claro que el triatlón está creciendo, que mueve cada vez más dinero, que hemos doblado el número de licencias en la última década, que tenemos 6  Ironman (o son más?) en España, que algunos organizadores consiguen vivir de profesionalizarse, igual que unos pocos entrenadores y periodistas, así como algunos pirados por este deporte que se empeñan en seguir importando material especifico de triatlón. Curiosamente este boom se desarrolla en plena crisis economica, cuando las inyecciones de dinero público van a bajar drasticamente

Yo vivi el boom del Mountain Bike a mediados de los 90, y afortunadamente el triatlón no está cometiendo los fallos que sí hizo el Mountain Bike, profesionalizando en exceso las competiciones y olvidandose de los Grupos de Edad, pero sí que pienso que hay que tener cuidado y crecer con buena base para que el boom no sea en realidad una burbuja. A la vez que el MTB eclosionaba vi como el triatlón estuvo en una crisis muy honda en España en 1993

Me gusta este crecimiento, y que gente que ama este deporte por fin consiga vivir de él (aunque lo mas importante del triatlón, los triatletas, sigan cobrando muy poco), pero creo que en este mundo solo sobrevivirán los que estén aquí por pasión; Los que hayan llegado buscando dinero fácil desaparecerán tan rápido cómo han aparecido.

credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca