Jaime Menendez de Luarca – Entrenador Superior de Triatlon 

Facebook Twitter RSS
formats

Interpretación de Pruebas de Esfuerzo

A todos mis deportistas les recomiendo hacerse una prueba de esfuerzo anual para descartar riesgos asociados a la practica de deporte de modo intenso. En mi formación universitaria tuve la suerte de trabajar 4 años en el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid aprendiendo de dos grandes profesionales de la Medicina como son Alejandro Lucia y Margarita Pérez. He asistido a centenares de pruebas de esfuerzo como técnico y he sido conejillo de indias en decenas de pruebas de esfuerzo, incluso algunas con tomas de muestras de sangre a 180 pulsaciones via cateter (por supuesto previa aprobación del Comite de Etica de la universidad, en este caso la Complutense de Madrid en la Facultad de Ciencias del Deporte.

La interpretación de pruebas de esfuerzo para establecer zonas de entrenamiento basadas en la velocidad corriendo o en la potencia (watios) en ciclismo es un tema controvertido dado que en algunos centros no se establecen de modo correcto los protocolos de laboratorio para establecer las zonas, ni se trabaja en sinergía con un profesional de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

¿cómo se realiza una prueba de esfuerzo?

Una prueba de esfuerzo es una sesión de entrenamiento en la que se controlan distintos parametros fisiologicos siendo los más habituales el intercambio de gases (consumo de O2 y eliminación de CO2), presion arterial, frecuencia cardiaca y lactato, pero pueden medirse muchos más. Estos datos se registran a lo largo de la prueba de esfuerzo cruzandolos con datos propios del entrenamiento (velocidad en el tapiz o watios en el cicloergometro asi como frecuencia y longitud de ciclo).

La norma legal aplicable obliga a la presencia de un médico, pero no es necesaria la presencia de un profesional de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

La gran mayoria de las pruebas se realizan en rampa (carga inicial leve e incrementos de carga bastante rapidos hasta el agotamiento, normalmente 25 watios más cada minuto en bici o 1km/h por minuto en tapiz rodante) simulando el protocolo de Conconi diseñado en 1982 y reajustado por su autor en 1996 ante las criticas que indicaban que sobreestimaba el Umbral anaerobico en un 75% de los sujetos.

¿Cómo se analiza una prueba de esfuerzo?

El profesional medico al cargo de la prueba cruza los datos fisiologicos con los deportivos y establece las zonas de entrenamiento. Los datos fisiologicos se interpretan, normalmente viendo puntos de deflexión en  los parametros de O2 y CO2, y conociendo el momento en el que se estos ocurren se cruzan con la velocidad o potencia que el deportista estuviese aplicando en ese momento.

Puntos problematicos

  • Para que el deportista se sienta cómodo en un laboratorio debe tener experiencia en estas situaciones
  • Los parametros fisiologicos se ven afectados por el sindrome de Reactividad ante la Observación  o el de  Hipertensión de Bata Blanca
  • El protocolo suele ser demasiado rápido (se pasa poco tiempo en cada zona) cuando es aconsejable mantenerse un tiempo más largo en cada escalon para estabilizar los parametros fisiologicos.
  • No todos los  laboratorios cuidan la ventilación y la temperatura del centro. Más de 18ºC y ausencia de un ventilador provocan que los parametros fisiologicos no se crucen correctamente con  los deportivos.
  • En algunos laboratorios el médico no conoce qué significa una velocidad determinada. Como ejemplo no anecdótico, me he encontrado con corredores cuya mejor marca en 10.000 es de 32 minutos a los que se les ha prescrito un umbral anaerobico de 2m50/km.
  • Los datos corriendo no son extrapolables en modo alguno a los de ciclismo (aunque os digan que pueden aproximarse).
  • Los datos de potencia son los propios del cicloergometro del laboratorio, y los datos de velocidad son los provenientes de una cinta de correr. Pueden coincidir O NO con los datos de nuestro sensor de potencia o con los que obtenemos corriendo al aire libre

Mis reflexiones

  • Haceros una prueba de esfuerzo medica que descarte patologías cardiacas una vez al año
  • Acudid a laboratorios donde haya un equipo medico colaborando con el deportivo.
  • Solicitad protocolos de incremento menos rapidos.
  • Contrastad los datos de laboratorio con pruebas de campo estables realizadas con vuestro entrenador. Normalmente un test de 100 metros a tope y otro de 30´nadando, un test de VO2max (1500 metros) y una competición de 10.000 a pie, y un test de 5´y otro de 20-60´con un sensor de potencia protocolizan las zonas de entrenamiento de un triatleta con muchisima precisión y permiten conocer las adaptaciones logradas con el entrenamiento si se realizan 2-3 veces al año.
  • De la mera observación de un entrenador con ojo clinico pueden establecerse los ritmos idoneos, o incluso con vuestra propias sensaciones. A modo de ejemplo; ¿a que no necesitais hacer un test de carrera a pie para predecir la marca que hareís en la San Silvestre, ya que con los entremamientos de calidad que habeís hecho podeis saber en qué estado de forma os encontraís?
  • Existen centros donde podreis hacer test de campo con medidores portatiles de gases como la mochila

Y de postre

Si quereis investigar un poco sobre los limtes que la mente impone al cuerpo, la teoria del gobernador central y los protocolos inversos (empezando a tope y bajando lacarga) nos dan otro punto de vista muy interesante sobre establecimiento de zonas.

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

 

 

 

 

Una respuesta

  1. […] fervientemente seguir en @Triluarca) ha publicado dos interesantes entradas en su blog: sobre la interpretación de las pruebas de esfuerzo y su importancia, y por otro lado algunas recomendaciones para la semana tras la […]

Home Sin categoría Interpretación de Pruebas de Esfuerzo
credit
© Copyright © 2007-2016 Triluarca